Sugerencias para vivir mejor

Unas medidas  muy simples pueden mejorar el confort de la calefacción de la casa y ayudar a reducir el presupuesto, contribuyendo al mismo tiempo a la conservación del planeta. A continuación figuran algunas sugerencias y recomendaciones prácticas.

TEMPERATURA

La temperatura ambiente estándar es de aproximadamente 19°C. Esta temperatura se puede programar y ajustar para adaptarse al tamaño de la habitación, así como a sus actividades y hábitos.

Las temperaturas recomendadas son las siguientes :

  • 19 a 20°C para los cuartos de estar
  • 18°C en los dormitorios para dormir mejor
  • 22°C en los baños para evitar un cambio brusco de la temperatura corporal
  • Si usted planea ausentarse durante más de dos horas, reduzca la temperatura 3 o 4°C
  • No cambie el termostato ni el sistema de control innecesariamente si el radiador está frío: seguramente se ha alcanzado la temperatura programada. Reduciendo el ajuste de la temperatura 1°C, puede reducir el consumo de la calefacción aproximadamente un 7% al año. Lo contrario ocurre si se aumenta.

AGUA

En 1950, nuestro planeta tenía 2500 millones de habitantes. En 2006 había 6500 millones. En 2025, las reservas de agua disponibles para cada habitante serán tres veces menores que en 1950, y el planeta puede llegar a los 8000 millones de habitantes.

Para no desperdiciar nuestras reservas de agua debemos ser muy cuidadosos:

  • arreglar los grifos que goteen
  • procurar no dejar el grifo abierto sin necesidad al lavar los platos o lavarnos los dientes
  • llenar el lavavajillas hasta arriba y procurar usar ciclos económicos de lavado
  • instalar sistemas de ahorro de agua en retretes y grifos
  • recoger el agua de lluvia

La capa freática es una fuente importante de agua potable, y los residuos nocivos pueden contaminarla.

  • A continuación figuran algunos hábitos que podemos adoptar para salvaguardar nuestras reservas de agua:
  • usar las dosis recomendadas para los productos de limpieza domésticos
  • no tirar nunca por el fregadero restos de pintura, disolventes o cualquier otro producto tóxico, sino llevarlos a un centro de tratamiento de residuos
  • crear una reserva de agua caliente sanitaria instalando equipos para preservarla frente a las bacterias y el óxido.
  • usar detergentes sin fosfatos para evitar la proliferación de algas microscópicas peligrosas para la salud

Teniendo cuidado, podemos ahorrar hasta 30 litros al día. ¿Cómo? Duchándonos en lugar de bañarnos, por ejemplo. Con una ducha se gasta dos veces menos agua que con un baño.

RESIDUOS

Una bolsa de plástico tarda entre 100 y 1000 años en descomponerse por completo en la naturaleza. El chicle tarda aproximadamente 5 años. Algunos productos representan un peligro para el aire, la tierra, el agua y nuestra salud, y podemos tomar medidas para reducir al mínimo los residuos que generamos.

Qué es lo que podemos hacer:

  • ayudar en la recogida selectiva de la basura y el reciclado
  • reducir la cantidad de residuos escogiendo productos que no tengan un exceso de empaquetado, y materiales con ciclos de vida larga.

Nuestra basura doméstica se cuenta por toneladas. En Europa, por ejemplo, una familia de 4 miembros produce una media de 1,5 toneladas de basura al año.