Diez consejos para ahorrar

¿Quiere hacer un uso de la calefacción económico y ecológico? Entonces ha de tener en cuenta nuestros consejos profesionales.

1. Haga la revisión a su calefacción, ya que menos mm de depósitos de hollín y un quemador mal regulado, consumen alrededor de un 5% más de energía. Una llamada a su técnico de calefacción le supone solamente un par de céntimos.

2. Con una caldera antigua (alrededor de 15 años) no conseguirá ahorrar energía ni cuidar el medio ambiente. Si está contemplando la posibilidad de modernizar su calefacción, hágalo ya, antes de que el próximo invierno le pase factura. Los mejores meses para realizar su instalación o mantenimiento son de Abril a Septiembre.

3. No olvide hacer una revisión energética a su calefacción. Su técnico de calefacción calculará el gasto de su antigua calefacción y lo que se ahorraría con una caldera de  nueva.

  

4. Cuanto antes haga la renovación, mejor; y sobre todo, más económico. Una caldera antigua tiene que estar en funcionamiento constantemente a una temperatura muy alta durante todo el año. Por eso, se producen pérdidas por superficie especialmente altas. Consecuencia: la caldera antigua sólo alcanza un grado de rendimiento estacional del 68%.Una caldera nueva, por el contrario, adapta automáticamente su temperatura de caldera a la temperatura exterior, e incluso se apaga cuando no se necesita el calor. El resultado: un rendimiento estacional del 95%.

5. No ventile el piso de forma prolongada, sino 2 veces al día durante poco tiempo y a fondo (5 minutos aprox.). Al mismo tiempo, cierre las válvulas termostáticas. Así sólo deja salir el aire usado, no el calor que se queda en los muebles y las paredes.

6. Para un funcionamiento de la calefacción económico es indispensable que las juntas de las ventanas y las puertas cierren bien. Antes de la época de uso de la calefacción, compruebe las juntas y renuévelas si fuera necesario.

7. Purgue el aire de los radiadores si calientan de forma irregular o hacen ruidos que impliquen que contienen aire.

 

Para ello, sólo tiene que abrir los tornillos de purga de aire con una llave y deje salir el aire hasta que salga agua caliente.

8. Cuando oscurezca, baje las persianas o cierre las cortinas. Esto tiene un efecto similar en su piso al que tiene una colcha en las personas. El ahorro energético aumenta en un 4% aproximadamente.

9. Vigile que los radiadores y las válvulas termostáticas no estén tapados por ropa, cortinas y muebles, y no los use como tendedero.

Si no, se produce una pérdida de energía del 20%. Coloque los radiadores debajo de las ventanas o lo más cerca posible de la fachada.

 10. Una temperatura de 20º resulta confortable para una vivienda: por cada grado adicional gastará aproximadamente un 5% más de energía.

Instale un termostato de ambiente digital, podrá ahorrar hasta un 25% de consumo ya que controlara de una forma más eficiente el horario y temperatura de uso. Si se ausenta durante unas horas, reduzca el termostato a 15º, y en caso de ausencia prolongada, desconecte totalmente la calefacción.